Niño de la calle adopta un perro sin hogar y se acurrucan juntos para no estar solitos

Para un niño de la calle, la soledad y el desamparo, son unas de las cosas más duras de sobrellevar. Sin contar la angustia del destino incierto, ni saber siquiera si ese día va a poder llevarse algo a la boca. Pero si en ese difícil camino, aparece un amigo fiel, todo cambia de color.

Una mascota es el vivo ejemplo del amor puro, ofreciéndote día a día algo maravilloso sin esperar nada a cambio. Cuando tienes una mascota, ellos te enseñan a amar sin condiciones, aprendes el valor de la lealtad, compromiso y de la reciprocidad.

Maria Kabs es una ciudadana de Manila, Filipinas, que por medio de su red social compartió fotos y vídeos de un pequeño niño y su tierna mascota, haciendo viral su conmovedora historia.

El niño se llama Rommel Quemenales, con tan sólo 11 años vive en las calles de la ciudad de Quezon, en Filipinas, y su historia ha conmovido en las redes sociales.

El pequeño niño filipino adoptó a su perrito hace tres años, al cual nombró Badgi.

El principal objetivo de Maria Kabs fue dar a conocer la historia de Rommel y obtener ayuda de alguna manera, ya que el estado en el que vive el pequeño no es el más apropiado.

Niño de la calle adopta un perro sin hogar y se acurrucan juntos para no estar solitos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top