news

¡Conmovedor!: Madre de 98 años se mudó a un asilo para cuidar a su hijo de 80 años

Un año luego, su madre de 98 años tomo la decisión de mudarse para contribuir a proteger a su hijo más grande. Madre e hijo son pertenecientes a Wavertree, un distrito de la región de Liverpool y su vínculo es tan fuerte que Ada quiso pasar sus años anteriores con él. De hecho, Tom jamás se casó y desde hace tiempo ha vivido con su madre.

La pareja de Ada y su difunto marido tuvieron 4 hijos, Tom, Barbara, Margi y Jane, quien murió a los 13 años. Fueron ocho décadas en donde Ada fue una madre devota y el pilar de la familia Keating.
El lazo entre los padres e hijos es algo inalterable, es una relación para toda la existencia, de amor, deber, lealtad y de acompañamiento cuando más se necesiten el uno al otro. Ada es el ejemplo evidente de que no hacen falta enormes movimientos para demostrarle a alguien que le importas.

Madre Ada junto a su hijo Tom
Antes de retirarse, Tom fue pintor y decorador en una empresa de creación, además fue auxiliar de enfermero en el obsoleto hospital de Mill Road.

Tom y Ada pasan sus días jugando juegos familiares, platicando con el plantel y observando programas de tv. Como pasan un largo tiempo juntos ya tiene una rutina. Le doy las buenas noches a Tom en su cuarto cada noche y al día siguiente le digo buenos días, voy a desayunar y luego él me busca dijo Ada.

Ser madre no posee fecha de expiración y el deber que adquieres desde el día que naces no se va hasta que los dos dejan de existir. Por eso la fuerza que une a una familia es tan considerable, te alimenta y llena el alma.

Cuando regresó, él siempre viene con sus brazos abiertas y me otorga un enorme abrazo. Uno nunca deja de ser una mamá. El resto de la familia los visita seguido y comentan que los ven muy contentos, sanos y relajados. Uno de los empleados Philip Daniels dijo: Es muy emotivo ver lo cerca que son y lo bastante que distribuyen, nos encontramos muy contentos de ser capaces de velar por sus intereses en las superiores condiciones posibles.

Sin duda es algo excepcional ver a madre e hijo de la tercera edad viviendo en un asilo, pero es muy enternecedor ser presentes del amor que se tienen y la forma en que aprovechan cada instante juntos

Redacción: Like Mágico

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button

LIKE Дарж үзнэ үү