news

El maravilloso gesto de una niña con su perro asustado que muestra lo mejor del ser humano

Los fuegos artificiales son uno de los mayores enemigos de los perros y cada Nochevieja son numerosos los canes que sufren por culpa de esta tradición tan relacionada con las fiestas. Hay multitud de estudios que demuestran que estas mascotas pasan auténtico terror por el ruido que generan los fuegos artificiales. Desde problemas a nivel auditivo, ya que su oído es considerablemente más sensible que el humano, a casos de miedo, estrés y alteración del sistema nervioso pasando por los efectos nocivos por las partículas químicas que contienen.

Países como Alemania ya han tomado medidas y han prohibido el uso de fuegos artificiales en Nochevieja, una medida celebrada por los defensores de los derechos de los animales aunque el trasfondo de esta prohibición era evitar lesiones en las personas que lanzan petardos y evitar una mayor congestión de los hospitales alemanes en plena sexta ola de la COVID19.

El Año Nuevo Chino, un mal día para los perros
Esta semana, y con motivo del Año Nuevo Chino, los fuegos artificiales llenaron las ciudades del país asiático con el consecuente mal rato que eso significa para los perros. Pero entre tanto ruido y pólvora una imagen se ha hecho viral en redes sociales, es la imagen de una niña muy pequeña teniendo un gesto con su perro para protegerle del ruido. En el vídeo se ve como la niña tapa con sus pequeñas manos las orejas de su mascota para que así el ruido le afectase menos.

El año del tigre de agua
Este martes, 1 de febrero, China celebra el Año Nuevo chino. Una festividad que no siempre se celebra el mismo día, ya que siempre coincide con la salida de la segunda luna nueva después del solsticio de invierno que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre. De esta manera, el también conocido como Año Nuevo lunar puede tener lugar en cualquier fecha entre el 21 de enero y el 20 de febrero. De hecho, el del año que viene se celebrará el próximo 23 de enero de 2023, cuando el año del tigre dará el paso al año del conejo

¿Prohibir los fuegos artificiales y petardos?
Son muchas las asociaciones y colectivos animalistas en España que suelen mostrar su enfado y su queja con respecto al uso de pirotecnia, desde fuegos artificiales hasta petardos, por los daños que ocasionan a los animales. También de ciudadanos que tienen mascotas y que denuncian esta situación en la que cuando hay algún tipo de celebración con pirotecnia ven a su gato o perro, por ejemplo, sufrir innecesariamente. Por ejemplo, este mismo verano por la celebración de las fiestas de San Juan un grupo de animalistas convocados por la organización AnimaNaturalis se manifestaron en Barcelona pidiendo que al menos fueran sin sonido.

Desde la Federación Española de Protección Animal cuentan a la SER que sería una “iniciativa valiente, adecuada y muy necesaria. No solo para proteger a los animales (tanto silvestres como domésticos), sino también a las personas”. Explican que “el ruido de los fuegos artificiales sobrepasa lo que se pueda considerar ruido molesto” y que para los animales “es como si se desencadenara una guerra y ellos estuvieran en el epicentro. La pirotecnia genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. El impacto es letal en muchos casos, contando además con el impacto psicológico del miedo provocado”.

Por ello, de cara al futuro en España, creen que “tarde o temprano se acabarán imponiendo otros medios de celebración, porque la sociedad cada vez está más concienciada. Hay muchas maneras de celebrar, como utilizar drones como hicieron en las olimpiadas o efectos con láseres, igual de impactantes y bonitos”.

En esto coinciden también desde la Asociación Animalista Su Voz, de Toledo. “Deberíamos abogar por la pirotecnia sin ruido, ya que las explosiones de la pirotecnia tradicional afectan a animales de todo tipo, desde los que tenemos en casa como perros y gatos hasta aves y animales de nuestro medio urbano, y el estallido en muchos casos causa infartos, ansiedad y pánico”, valoran. Insisten en que “no sólo afecta a los animales, también afecta a los humanos como a personas con autismo o epilepsia”. “Lo que está claro es que la pirotecnia tradicional afecta de forma bastante extrema a un gran número de seres vivos”, sentencian.

Related Articles

Back to top button

LIKE Дарж үзнэ үү