Cocina

Masa de pizza casera super suave y rinde hasta 4 pizzas grandes

Te pasamos la receta para que puedas preparar unas pizzas caseras deliciosas, mucho más ricas a las que se compran en las pizzerías.
El preparar masa casera, es fácil pero tiene algunos pasos que son necesarios respetar, para conseguir un buen resultado.

Si seguimos al pie de la letra esta receta, lograremos obtener una pizza casera esponjosa y con una base super crocante. Podremos preparar la variedad que se te ocurra, dejaremos a todos con la boca abierta.

¡Manos a la obra y a amasar!

¡Te invitamos a ver este video de nuestro canal! ¡No te lo pierdas!

Ingredientes
1 kg de harina
2 cditas. de azúcar
500 ml de Agua tibia
1 Sobre de Levadura seca ó 50 g de Levadura fresca
80 ml de Aceite o aceite de oliva
1 cda. de Sal.

Procedimiento
Para comenzar, vamos a hacer el fermento. Llenamos un vaso de plástico con agua tibia hasta la mitad, agregamos la levadura en polvo o la levadura fresca desgranada, una cucharadita de harina y las dos cucharaditas de azúcar.
Mezclamos bien y tapamos. Dejamos reposar por unos minutos, poco a poco veremos que va duplicando su volumen, aproximadamente tardará unos 10 minutos en crecer.
Ponemos en un recipiente la harina junto la cucharada de sal, ahuecamos en el centro y volcamos el fermento.
Incorporamos allí mismo el aceite y de a chorros, mientras mezclamos incorporamos el resto de agua tibia.
Comenzamos a trabajar la masa. Amasamos hasta que quede suave y lisa, te darás cuenta cuando está lista cuando deje de pegarse en la mesada y en nuestras manos. La dividimos en 4 bollos.
Los ponemos en un recipiente y tapamos, dejamos reposar por no menos de 40 minutos. Es importante que no les entre aire, es por ello que siempre aconsejamos taparlos con alguna bolsa plástica.
Pasado este tiempo amasamos los bollos y comenzamos a estirarlos de a uno formando discos.
Esparcimos un poco de aceite en una pizzera y acomodamos uno de los discos de masa.
Llevamos a horno precalentado a 200°C, por unos 10 minutos. Siempre debemos vigilarla para que no se nos queme, los hornos tienen diferentes potencias.
Pasado este tiempo, retiramos y esparcimos la salsa. Llevamos al horno nuevamente y le ponemos el queso mozzarella o el que prefieras.
Tips y consejos
Hay muchas personas que hacen la masa para pizza sin hacer el fermento previamente. Sin embargo, para que la masa para pizza nos salga bien esponjosa, debemos prepararlo por separado para darle tiempo a la levadura para que se “active”, por llamarlo de alguna manera.
Cuando usamos tanto levadura seca o levadura fresca, debemos evitar que la sal entre en contacto con ella, ya que la sal la “matará” y no podrá cumplir su función.
Una vez que la masa ya está formada y la dejamos leudar, es necesario respetar el tiempo de reposo. La masa para pizza debe quedar esponjosa, cosa que solo se logra con un buen leudado.
Otro consejo importante, sería que le prestes atención a la cocción. Es fundamental que el horno sea precalentado para que de esta manera se forme una buena base, es decir que sea crocante y no babosa.

Related Articles

Back to top button

LIKE Дарж үзнэ үү