Cocina

Mujer que Lucha Contra el Cáncer de Mama Dice ‘Sí, Acepto’ Antes de Dejar a su Esposo llorando 18 Horas Después…

Se supone que el amor es inquebrantable, ya que es como una variable constante en una ecuación matemática. Cuando dos personas están enamoradas y llega el momento de decir sus votos, deben sentir cada palabra al defender la santidad del matrimonio. Deben apoyarse mutuamente “en la enfermedad y en la salud y hasta que la muerte los separe”. Esta pareja mantuvo sus juramentos en un incidente desgarrador que ocurrió el 22 de diciembre de 2017.

David Mosher y el amor de su vida, Heather Lindsay, se habían casado en un lugar poco probable. La pareja fue declarada marido y mujer en el Hospital St. Francis rodeados de amigos y familiares. Su historia desgarradora hizo que la gente se ahogara cuando se enteraron.

“Ella es mi gran amor y la voy a perder, pero no la voy a perder para siempre”

David Mosher, de East Windsor, Connecticut, conoció a Heather Lindsay en una clase de baile swing en 2014. Instantáneamente llamó su atención cuando Mosher dijo: “Hubo una noche en la que llevaba estos pantalones rojos asesinos y les dije a los dos muchachos sentados a mi lado que Voy a invitar a salir a esa chica esta noche.

Hablaron y se conocieron y en poco tiempo comenzaron a salir. Mosher decidió que quería proponerle matrimonio a Lindsay el 23 de diciembre de 2016 después de dos años de noviazgo. Sin embargo, justo antes de eso, habían ido a ver a un médico por un bulto que Lindsay había sentido en su seno. Los médicos hicieron una biopsia y confirmaron que Lindsay tenía cáncer de mama. La noticia no disuadió a Mosher cuando dijo: “Ahora más que nunca, necesitaba que ella supiera que no va a hacer esto sola”.

Lindsay se veía deslumbrante con su vestido de novia mientras se preparaba para casarse con el hombre de sus sueños.

Más tarde esa noche, Mosher llevó a Lindsay a dar un romántico paseo en carruaje y, cuando llegó el momento adecuado, se arrodilló y le pidió su mano en matrimonio, a lo que Lindsay accedió. La pareja sabía que no iba a ser un camino fácil por delante, pero decidieron atravesarlo juntos. A medida que pasaba el tiempo, el cáncer de Lindsay se estaba volviendo cada vez más agresivo y, en septiembre, los médicos predijeron que pronto se extendería a su cerebro.

Aunque sufría mucho, superó la ceremonia de su boda.

Trató de mantenerse fuerte hasta el día de su boda, que estaba programado para el 30 de diciembre de 2017, pero los médicos no estaban seguros de que pudiera hacerlo hasta entonces. Adelantaron la ceremonia una semana al 22 de diciembre, casi exactamente un año después de que Mosher hiciera la pregunta.

Los recién casados ​​disfrutando del poco tiempo que les queda juntos

A Lindsay la ayudaron a ponerse un hermoso vestido blanco y la maquillaron. Se puso una peluca y la llevaron en silla de ruedas a una habitación donde fue recibida por familiares, amigos y su futuro esposo.

Aunque estaba con soporte vital y apenas podía hablar, superó la ceremonia de boda y fue anunciada como la Sra. Mosher.

David Mosher le dijo a NBC Connecticut: “La vi con mucho dolor y no se rindió hasta que se casó conmigo”. “Es tan humillante que alguien pueda amarme así”.

Desafortunadamente, Lindsay falleció 18 horas después de decir “Sí, acepto” y su funeral se llevó a cabo el 30 de diciembre de 2017. “Fue como surrealista porque se suponía que debía estar intercambiando votos con ella y aquí me estoy despidiendo”, David Mosher.

Related Articles

Back to top button

LIKE Дарж үзнэ үү