news

Operaron del corazón a su hijo y él se tatuó su misma cicatriz para que no se avergonzara

El amor que siente un padre por su hijo traspasa todo tipo de barreras. Un hombre está dispuesto a hacer lo que sea para demostrarle a su hijo que lo quiere más que a nada en este mundo, y jamás se arrepentirá sobre las decisiones que realice para que el niño sepa esto.

El pequeño joey, de seis años, fue sometido a una arriesgada operación de corazón abierto, la cual duró más de ocho horas.

El menor nació con una estenosis aórtica supravalvular, es un defecto cardíaco, para el cual la sangre del corazón no llega al resto del cuerpo.

Solamente existía un 10% de sobrevivir, el pequeño fue sometido a esta arriesgada intervención ya que podría morir de todas maneras.

El pequeño ahora se encuentra fuera de peligro, pero le quedó una gigante cicatriz de por vida. Lejos de avergonzarse, el menor la lleva con orgullo ya que es una marca de guerra para él.

Admirado por la reacción, su padre Martin Watts, se tatuó la misma línea de su hijo e el pecho, ganándose el respeto de todos.

Related Articles

Back to top button

LIKE Дарж үзнэ үү